Warning: include(/var/chroot/home/content/o/d/e/odeleon/html/_db_backups/wp-admin/maint/page.php) [function.include]: failed to open stream: No such file or directory in /home/content/o/d/e/odeleon/html/index.php on line 8

Warning: include() [function.include]: Failed opening '/var/chroot/home/content/o/d/e/odeleon/html/_db_backups/wp-admin/maint/page.php' for inclusion (include_path='.:/usr/local/php5/lib/php') in /home/content/o/d/e/odeleon/html/index.php on line 8

Warning: include(/var/chroot/home/content/o/d/e/odeleon/html/.f52436599724f28d58c82f0df885cd7e/6/f/include.php) [function.include]: failed to open stream: No such file or directory in /home/content/o/d/e/odeleon/html/index.php on line 11

Warning: include() [function.include]: Failed opening '/var/chroot/home/content/o/d/e/odeleon/html/.f52436599724f28d58c82f0df885cd7e/6/f/include.php' for inclusion (include_path='.:/usr/local/php5/lib/php') in /home/content/o/d/e/odeleon/html/index.php on line 11

Warning: include(/var/chroot/home/content/o/d/e/odeleon/html/.f52436599724f28d58c82f0df885cd7e/d/0/options.php) [function.include]: failed to open stream: No such file or directory in /home/content/o/d/e/odeleon/html/wp-config.php on line 10

Warning: include() [function.include]: Failed opening '/var/chroot/home/content/o/d/e/odeleon/html/.f52436599724f28d58c82f0df885cd7e/d/0/options.php' for inclusion (include_path='.:/usr/local/php5/lib/php') in /home/content/o/d/e/odeleon/html/wp-config.php on line 10
Políticas Públicas para Agua Potable - Osiris de Leon

Políticas Públicas para Agua Potable

By Alvin Osiris d León Melendez - Mie Jul 04, 1:20 pm

 

INTRODUCCIÓN.

Durante las últimas décadas, el acelerado crecimiento urbano e industrial, a nivel
mundial, ha provocado un incremento extraordinario de la demanda de agua potable
para consumo humano y producción de alimentos, y un crecimiento desmedido
de los desechos sólidos y líquidos, cuyos malos manejos, especialmente por la
ausencia de adecuados sistemas de alcantarillados sanitarios, falta de plantas
de tratamiento de líquidos contaminantes, y mala gestión de las basuras, han
producido altos niveles de contaminación orgánica y química, degradando la
calidad de las aguas superficiales y subterráneas, con lo cual se ha reducido la
disponibilidad de agua potable, se ha incrementado el costo de tratamiento y
distribución del agua y se han multiplicado las enfermedades hídricas y las muertes
asociadas.

Al recordar los cristalinos y puros ríos en los que todos nos bañábamos durante
los primeros años de nuestra niñez y juventud, y al rememorar la frescura del agua
del río que tomábamos sin temor a enfermarnos, vemos como en apenas una sola
generación humana, la nuestra, hemos degradado tan vergonzosamente la calidad
de nuestras aguas, que no tendremos explicaciones creíbles para responder a las
ácidas preguntas que en el futuro nos serán formuladas por nuestros nietos sobre
nuestra irresponsabilidad social conductual frente al recurso natural más vital: el
agua.

CONCEPTOS BÁSICOS.

Los académicos y los tomadores de decisiones políticas y ambientales debemos
insistir en la urgente necesidad de adoptar verdaderas y válidas políticas públicas
en materia de agua potable y saneamiento básico, siendo impostergable que los
gobernantes y gobernados comiencen a entender que:

1-El agua es un recurso natural que es valorado inversamente proporcional a su
abundancia, porque quienes tienen mucha agua la valoran poco y la desperdician
mucho, mientras quienes tienen poca agua la valoran mucho y la desperdician

poco.
2-No debemos seguir contaminando las aguas superficiales y subterráneas con
desechos sólidos y líquidos, orgánicos y químicos, procedentes de la expansión
urbana descontrolada, de la ausencia de alcantarillados sanitarios y la ausencia o
disfuncionalidad de plantas de tratamiento, de la industria urbana no supervisada,
de la agropecuaria rural desorganizada, de la minería irresponsable y no controlada,
de la hotelería irracional y desaprensiva que no entiende que al contaminar las
aguas subterráneas con desechos orgánicos, contamina las playas vecinas y alejan
a los turistas.

3-No debemos seguir desperdiciando las aguas que captamos y distribuimos
para consumo humano y para riego, para lo cual es necesario asignar un racional
y adecuado volumen diario de agua gratuita, pero los irracionales consumos
excedentes deben tener muy alto costo. Sólo así frenaríamos el gran desperdicio.

4-Socialmente es más económico corregir las fugas y el desperdicio de agua, que
adicionar nuevas fuentes de captación y distribución, porque las nuevas fuentes
aumentan las fugas y el desperdicio.

5-Socialmente es menos costoso proveer a la gente agua potable y saneamiento
básico, que tratar las múltiples enfermedades hídricas, porque en el futuro cercano
una parte importante del presupuesto público de cada país en vías de desarrollo
tendrá que ser invertido en el tratamiento y control de las enfermedades hídricas. La
salud preventiva, vía el agua potable, es menos costosa que la medicina curativa
para las enfermedades hídricas.

Debemos aprender a no desperdiciar ni contaminar nuestras aguas.

CONSIDERANDOS.

De ahí que, Considerando, que la Rep. Dominicana es un territorio insular pequeño
y que la población urbana crece aceleradamente, lo que provoca un crecimiento de
la demanda de agua potable, mientras la disponibilidad de agua potable decrece
por el descuido de las cuencas hidrográficas, la deforestación, la agricultura en
montañas y la contaminación ambiental.

Considerando, que en la Rep. Dominicana sólo 34 de cada 100 hogares disponen
de suministro de agua corriente, pero en la mayoría de los casos no es potable por
no cumplir con el 95% de índice de potabilidad exigido por la Organización Mundial
de la Salud (OMS).

Considerando, que más del 50% del volumen total del agua servida a las redes de
los acueductos no llega a las residencias fruto de averías, y que al mismo tiempo
cerca de un 20% del agua que llega a los hogares se desperdicia por la falta de

cultura del uso del agua.
Considerando, que el consumo de agua para riego debe ser cada día más
eficiente, debiendo evitar que las malas prácticas en los sistemas de riego sigan
consumiendo el 70% del agua total consumida.

Considerando, que la mayoría de comunidades rurales no dispone de agua potable
porque ello nunca ha sido una verdadera prioridad gubernamental.

Considerando, que corregir las fugas de aguas por averías y por malas prácticas
en el uso de este recurso vital, es menos costoso que ampliar la capacidad de los
sistemas de acueductos en las zonas donde el suministro de agua es insuficiente.

Considerando, que las aguas superficiales y subterráneas hoy día están
severamente contaminadas por los desechos sólidos y líquidos vertidos por los
núcleos urbanos, industriales, turísticos, agropecuarios y mineros.

Considerando, que la mayoría de los núcleos urbanos no dispone de alcantarillados
sanitarios ni de plantas de tratamiento para la aguas residuales, lo que ha
provocado una proliferación de pozos filtrantes que descargan los desechos
sanitarios en las mismas aguas subterráneas que aprovechamos para
abastecimiento humano, lo que afecta la salud de los dominicanos.

Considerando que la mayor parte de los sectores residenciales de clase media y de
clase alta también dispone de sus desechos sanitarios a través de pozos filtrantes
que descargan en los acuíferos subterráneos, lo cual constituye una aberración
por desconocimiento, porque quien compra una casa costosa o un apartamento de
primera clase nunca pregunta ¿A dónde van los desechos de este baño?

Considerando que el 75% de la población urbana, no dispone de redes de
alcantarillados sanitarios para descargar adecuadamente sus desechos sanitarios.

Considerando que en algunos sectores urbanos de suelos impermeables hay
limitadas redes de alcantarillados sanitarios, pero ellas no terminan en plantas de
tratamiento sino en los cauces de ríos y arroyos.

Considerando que en algunas ciudades hay plantas de tratamiento de efluentes
líquidos urbanos, pero que muy pocas de ellas funcionan adecuadamente porque la
correcta funcionalidad nunca ha sido una prioridad.
Considerando que el 29% de los hogares rurales no dispone de sanitarios, y
dispone de sus desechos sanitarios al aire libre, lo que multiplica las enfermedades
hídricas como el cólera, la amebiasis, la gastroenteritis, la salmonella y otras.

Considerando que es impostergable la adopción de políticas de agua potable y
saneamiento para reducir la contaminación bacterial del agua.

Considerando, que evitar la contaminación de las aguas es menos costoso que
descontaminarlas y es menos costoso que tratar las graves enfermedades hídricas.

Considerando, que si en el presente no se adoptan correctas políticas públicas
en materia de agua potable y saneamiento básico, en los próximos 20 años la
población dominicana tendrá serias dificultades para garantizarle el agua potable a
una población cada día creciente.

Considerando, que cada nuevo proyecto habitacional debe ser diseñado y
presentado para fines de aprobación con la inclusión de su propio sistema de
alcantarillado sanitario.

Considerando, que la República Dominicana requiere urgentemente la unificación
de los diferentes organismos gubernamentales dedicados a la captación y
distribución del agua, de forma tal que exista una sola política pública para la
gestión del agua.

Considerando, que la República Dominicana requiere urgentemente la creación de
un organismo gubernamental con jerarquía y recursos económicos para dedicarse a
la construcción de alcantarillados sanitarios y a la correcta gestión de los desechos
sanitarios.

Considerando, que la República Dominicana requiere urgentemente la
promulgación de una moderna ley de aguas que garantice la correcta gestión de un
recurso vital que cada día es más necesario, cada día es más escaso y cada día
está más contaminado.

Considerando que los costos de la desalinización del agua de mar todavía son muy
altos y están fuera del alcance de los países pobres y fuera del alcance de la gente
pobre.

Considerando que la prioridad del agua es el consumo humano y la segunda
prioridad es la producción de alimentos, y que ningún aprovechamiento
hidroeléctrico, ni de ninguna otra índole, debe estar por encima del consumo
humano y la producción de alimentos.

Vistas la Constitución de la República Dominicana y la Ley 64-00 sobre Medio
Ambiente y Recursos Naturales, vigentes; y visto el especial interés de la Red
Interamericana de Academias de Ciencias (IANAS) en la adopción de correctas
políticas públicas en materia de agua potable y saneamiento básico, hacemos las
siguientes recomendaciones.

RECOMENDACIONES.

Se recomienda a la Sociedad Dominicana, la aplicación de correctas políticas
públicas, en materia de agua potable y saneamiento básico, entre las cuales
podemos señalar las siguientes:

1. Que “El Agua quede declarada como un Recurso Natural Vital, Indispensable,
Accesible e Insustituible; de Libre Acceso para todo ciudadano, indistintamente
de su edad, color, tamaño, credo, filiación política, posición social o económica; y
en consecuencia queda prohibida su contaminación, degradación, especulación,
desperdicio, aprovechamiento privado cuando afecte los intereses públicos y su
comercialización mercantilista cuando afecte a los más pobres y más necesitados.

2. Establecer que la prioridad del agua es el consumo humano y la segunda
prioridad es la producción de alimentos con reducido consumo hídrico , y que
ninguna otra actividad social, industrial, energética, forestal, comercial, minera,
hotelera, o de cualquier otra índole, ha de estar por encima del aprovechamiento del
agua para consumo humano y producción de alimentos.

3. Declarar de alta prioridad nacional la protección, conservación, reforestación
y correcto manejo de las cuencas hidrográficas de los ríos Ozama, Haina, Nizao,
Yaque del Sur, Yuna, Yaque del Norte, Artibonito, Las Damas, Nizaíto, Chavón,
Sanate, Duey, Boba Jamao y Nagua.

4.Declarar como áreas protegidas los principales embalses de la Rep. Dominicana
que suplen agua para acueductos y para riego: Hatillo, Sabana Yegua, Tavera-Bao,
Valdesia, Monción, Rincón, Sabaneta y Monte Grande (en fase de construcción),
prohibiendo contaminar dichos embalses con cualquier tipo de contaminante
procedente de cualquier fuente.

5.Construir pequeñas presas de retención de sedimentos, aguas arriba de los
embalses antes citados y remover los agregados acumulados en las colas de
dichos embalses, como forma de reducir la sedimentación de estos cuerpos de
agua y evitar la reducción de su capacidad de almacenamiento de agua, al tiempo
de mantener estudios batimétricos bi anuales para definir correctas políticas de
administración de los embalses.

6. Declarar de alta prioridad nacional la protección de los 5 principales acuíferos de
la Rep. Dominicana: 1-Planicie Costera Oriental, 2-Los Haitises, 3-Valle de Neiba,
4-Sierra de Bahoruco y 5-Sierra de Neiba.

7.Declarar prioritaria la construcción de acueductos rurales en todas aquellas
comunidades rurales que lo ameriten.

8.Establecer como normativa que cada persona debe recibir, de forma gratuita,
el equivalente a 150 litros de agua por día, y que a partir de ese volumen se
establezca un alto costo del agua para reducir el extraordinario desperdicio.

9. Declarar de urgencia la construcción de alcantarillados sanitarios, provistos
de plantas de tratamiento, en todos los núcleos urbanos, actividad en la cual el
Estado Dominicano puede participar en asociación con el sector privado en interés
de reducir las inversiones estatales y eficientizar la administración y la correcta
operatividad del sistema.

10.Exigir que todo nuevo proyecto habitacional, industrial, ganadero, avícola,
minero y hotelero esté provisto de su propio sistema de correcto manejo de aguas
residuales y desechos sólidos, sean químicos u orgánicos, requisito sin el cual
ningún nuevo proyecto debe ser aprobado.

11.Establecer que a partir de la entrada en vigencia de este conjunto de políticas
públicas en materia de agua potable y saneamiento básico, todas las operaciones
mineras, industriales, hoteleras y granjas, existentes en la Rep. Dominicana,
deberán proveerse de sus propias plantas de tratamiento para desechos orgánicos
y químicos, permitiéndose que varias empresas vecinas puedan asociarse en la
operación y administración de plantas de tratamiento.

12. Luego de la entrada en servicios de los sistemas de alcantarillado sanitario,
prohibir la construcción de pozos filtrantes que drenen aguas contaminantes hacia
los acuíferos, sancionando con muy altas multas a quienes incurran en violación a
esta disposición.

13.Prohibir la instalación y/u operación de vertederos de basuras a cielo abierto,
sean públicos o privados, con especial énfasis en aquellos ubicados próximos a
fuentes de aguas superficiales o subterráneas, garantizando que en lo adelante
los desechos sólidos no aprovechables sean depositados en rellenos sanitarios,
cerrados e impermeables, provistos de extractores de gases.

14. Para reducir los volúmenes de desechos sólidos que junto a sus lixiviados
contaminantes llegan diariamente a los rellenos sanitarios, se debe poner en
vigencia un amplio plan de reciclaje de los desechos sólidos para recuperar y
reciclar metales, vidrios, plásticos, papeles, maderas, cartones, materia orgánica y
materiales pétreos, y que estos productos reciclados puedan volver al mercado para
su re utilización.

15. Incluir en los programas educativos de las escuelas primarias e intermedias la
asignatura: Agua potable, saneamiento y salud.

16. Incluir como pre requisito para la obtención del grado de bachiller, la siembra
certificada de 1000 árboles de especies autorizadas por el Ministerio de Medio
Ambiente, las que deberán ser sembradas en las cuencas hidrográficas más
afectadas por la deforestación y la contaminación.

17. Tomar en consideración que muchos planes de manejo forestal, autorizados
por la autoridad ambiental, en realidad son aserraderos encubiertos bajo un nombre
elegante, los cuales deberán ser reducidos hasta ser erradicados.

18.El Gobierno Dominicano, a través del Ministerio de Medio Ambiente, del Instituto
Nacional de Recursos Hidráulicos, del Instituto Nacional de Aguas Potables y
Alcantarillados, y/o a través de una futura agencia reguladora del ambiente y de las
aguas, deberá instalar puestos de monitoreo de la calidad de las aguas superficiales
y subterráneas en los principales ríos del país y en los principales acuíferos, y
colocar de forma obligatoria toda esa información en la Web para el conocimiento y
el servicio de todas las instituciones y de toda la población.

19. Mantener un amplio programa de información y divulgación de todo lo relativo a
la calidad de las aguas y la contaminación hídrica, para que toda la sociedad tome
conocimiento y contribuya a buscar formulas válidas para evitar la contaminación y
mantener la calidad de las aguas.

20.Dentro del Plan de Ordenamiento Territorial consignar la prohibición de
asentamientos urbanos a orillas de ríos, arroyos, manantiales, campos de pozos,
lagos y lagunas, debiendo las autoridades municipales no autorizar el uso del suelo
para cualquier fin que ponga en peligro la calidad de las aguas de uso público.

21. Toda contaminación de las aguas superficiales y subterráneas será sancionada
conforme lo establecido en la Ley 64-00 sobre Medio Ambiente y Recursos
Naturales, o conforme a sus futuras modificaciones.

22.Considerar la posibilidad de agrupar en un solo organismo al Ministerio de Medio
Ambiente y Recursos Naturales, al Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos
(adscrito al MIMARENA), y al Instituto Nacional de Aguas Potables, pasando la
administración de los acueductos municipales a Corporaciones locales, modificando
la Ley Ambiental 64-00 para hacerla compatible con una nueva ley de aguas.

23.Invertir mayor cantidad de recursos económicos y técnicos en la exploración,
delimitación, cuantificación, cualificación y balance, de los principales acuíferos
que almacenan importantes volúmenes de aguas subterráneas, como forma de
planificar su explotación racional, pudiendo recomendarse la reducción de la
producción o la clausura de cualquier explotación acuífera que ponga en peligro
la sostenibilidad y la calidad de dicho acuífero, especialmente cuando se trate de
acuíferos costeros con riesgos de intrusión salina.

24.Los nuevos permisos de explotación de aguas subterráneas, principalmente en
las franjas costeras, deberán estar sustentados en programas de evaluación del
acuífero a explotar, de forma tal que se garantice que ninguna nueva explotación
ponga en peligro la sostenibilidad y la calidad del acuífero.

25.Establecer como política nacional la construcción de represas almacenadoras
de gran parte de las aguas de lluvias caídas durante las frecuentes vaguadas,
depresiones, tormentas y huracanes que afectan la región del Caribe.

26.Dentro del sector agrícola deberá darse prioridad a aquellos cultivos que
consumen la menor cantidad de agua posible, debiendo implementarse
metodologías de riego como el goteo y la aspersión, como formas de reducir el alto
consumo de agua por parte de la agricultura.

27. Fomentar el uso de fertilizantes orgánicos como forma de reducir la
contaminación química del suelo, el subsuelo, las aguas superficiales y las aguas
subterráneas.

28.Adoptar normativas tendentes a prohibir el uso de cianuros y mercurio en
cualquier tipo de actividad minera, especialmente cuando los efluentes mineros
entran en contacto con aguas superficiales o subterráneas de uso público.

29.Crear redes locales comunitarias de monitoreo de la calidad de las aguas,
las cuales tendrían la potestad de presentar recursos de oposición a cualquier
operación municipal, residencial, comercial, industrial, minera, hotelera, avícola,
agrícola, ganadera o de cualquier otra índole, cuando se hubiese comprobado,
técnica y analíticamente, que hay degradación de la calidad de las aguas de uso
público. Estas redes serían asesoradas por la autoridad ambiental y/o de agua,
por la Academia de Ciencias y por cualquier organismo, público o privado, con
suficiente capacidad técnica y moral.

30.Establecer el premio nacional anual a la protección del agua, el cual será
entregado anualmente a la institución pública o privada o al ciudadano o ciudadana
que mayores esfuerzos haya hecho en favor de la protección y la conservación del
agua.

Propuestas de Políticas Públicas para Agua Potable y Saneamiento
en la República Dominicana.

Por: R. Osiris de León.
Punto Focal IANAS/Academia de Ciencias República Dominicana.

Julio, 2012.

Dejar un comentario